Disglosias

Las disglosias son trastornos del habla, más comunes de lo que en un principio podemos pensar y no deben confundirse con los problemas de lenguaje. Una disglosia es la dificultad de pronunciación oral ocasionada por alteraciones fisiológicas o anatómicas de los órganos del habla.

Entre las causas más frecuentes de estos trastornos encontramos las siguientes:

  • Malformaciones congénitas craneofaciales,
    • Labiales (labio leporino)
    • Del paladar (paladar óseo, ojival)
    • Cavidad nasal
  • Anomalías adquiridas por lesiones en los órganos fonatorios.
  • Trastornos de crecimiento.
  • Extirpaciones quirúrgicas.

 

Tipos de disglosias

En primer lugar es importante conocer que los órganos del habla o fonatorios tienen tres componentes fundamentales:

  • Óseos: los huesos de la cara, laringe, hueso hioides, maxilar superior, paladar, mandíbula y dientes.
  • Musculares: músculos masticatorios, de la expresión facial, de la lengua, del paladar, de la faringe y del cuello.
  • Otros: glándulas salivales.

Teniendo esto en cuenta, debemos saber que se reconocen 5 tipos: disglosia dental, lingual, labial, mandibular y palatina.

  • Disglosia dental: Las piezas dentales sirven de apoyo a la lengua para que haga presión y puedas emitir el sonido de algunas consonantes.Pero, si los dientes presentan alguna anomalía de forma, número o posición, entonces se desarrollará este tipo de disglosia.Tiene orígenes distintos: puede ser hereditaria o causada por desequilibrios hormonales. Los hábitos alimenticios y la higiene, también pueden alterar el desarrollo de los dientes.
  • Disglosia lingual: La lengua es otro de los órganos de fonación. Su buen funcionamiento es necesario para que pronuncies correctamente.Cuando la lengua sufre alguna anomalía que dificulte su movilidad, se desarrolla un problema del habla, relacionado con la pronunciación de palabras que usan d, l, n y r. La movilidad de la lengua se ve impedida en los siguientes casos:
    • Cuando la lengua es más grande de lo normal (propio del Síndrome de Down) o tiene una punta muy corta.
    • A consecuencia de haber sufrido alguna enfermedad como la parálisis del hipogloso o un tumor.
    • Por quemaduras, heridas en la lengua.
    • Por su extracción parcial o total a causa de un tumor o un accidente.
  • Disglosia labial: Los labios son parte del sistema fonador. Cuando presentas alteración en los labios, a causa de anomalías en su forma, su consistencia o si su movilidad se ve impedida, tendrás dificultades para pronunciar las palabras que lleven b, m, o, p y uLas causas más comunes de disglosia labial son las anomalías congénitas tales como:
    • Labio leporino,
    • Frenillo labial superior hipertrófico
    • Alargamiento de la hendidura bucal
    • Fisura del labio inferior.

    También pueden adquirirse a consecuencia de enfermedades y accidentes ocurridos en algún momento de tu vida. Como, por ejemplo: parálisis facial y neuralgias.

  • Disglosia mandibular: una modificación en la forma de los maxilares o la mandíbula es causa de disglosia, pues el flujo del aire puede estar obstaculizado.Algunas son de origen congénito, como en los casos en que la mandíbula es más pequeña de lo normal o cuando no se desarrolla correctamente.También puede aparecer a causa de una enfermedad (como un tumor), cuando se detiene el desarrollo mandibular o luego de una intervención quirúrgica para extirpar el maxilar o parte de él.
  • Disglosia palatina: La alteración del paladar puede provocarte algún tipo de disglosia.
      • Si la malformación es en el paladar duro, se te hará difícil pronunciar estas consonantes: s, h, n y l.
      • Si es detrás de los dientes se te dificultará articular la t y la d.
      • Si la anomalía es en el velo o paladar blando, se afectará la pronunciación de palabras que lleven k y g.

    La principal causa de disglosia palatina es congénita. El caso más común es la fisura del paladar (no hay unión en el medio del paladar). Puede abarcar el paladar duro y el blando.

Otra causa de disglosias es si sufres de úvula (o campanilla) bífida (de origen congénito). En este caso se te dificulta la pronunciación de los sonidos uvulares j y g.

El paladar ojival también es causa de disglosia. Se trata de una anomalía adquirida, en la que el paladar se torna estrecho y curvo. Puede ser ocasionada por chuparse el dedo o el uso constante de chupetes.

No siempre una anomalía del paladar, una herida en la lengua o en la mandíbula, producen disglosias.

Las disglosias pueden presentarse de forma aislada o junto a trastornos del lenguaje. Si sufres alguna disglosia o ambos, debes buscar ayuda profesional. El diagnóstico médico junto a la atención temprana, aumentan, en gran proporción la probabilidad de éxito de estas intervenciones.

No Comments

Enroll Your Words

To Top

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: